Flickr de Robyn Ramsay

La ciencia lo confirma: el alcohol no es amigo de las buenas relaciones

Después de una copa de vino o de un par de cervezas es una fiesta, el muchacho que se acerca a ti ahora se ve mejor que cuando llegaste, pero también funciona al revés y los chicos pueden encontrarte más guapa después de algunas bebidas. La ciencia ha confirmado que una persona puede parecerte más atractiva después de haberse tomado algunas copas y aquí explicamos el porqué.

El alcohol afecta el núcleo de accumbens

En un estudio hecho en Inglaterra, ochenta universitarios calificaron fotografías de desconocidos incluyendo tanto hombres como mujeres de su edad. El consumo de alcohol elevó de modo significativo la puntuación otorgada a las fotografías del sexo opuesto. La Dra. Miriam Grossmanmd, médica y especializada en psiquiatría, cuya carrera profesional y científica está dedicada en el desarrollo sexual y afectivo de los jóvenes, explica que el alcohol afecta el núcleo de accumbens que es el área del cerebro que se usa para determinar la atracción del rostro. Y así, lo hace parecer encantador cuando en realidad no lo es.

Esta es probablemente una de las varias razones por las que las relaciones sexuales casuales y de alto riesgo, son precedidas a menudo por el consumo de alcohol. A la mañana siguiente, las dos personas lucen diferente. Incluso cuando se trata de relaciones sexuales, beber alcohol en exceso puede ser malo. Muchas personas creen erróneamente que el alcohol es un afrodisíaco, y que al existir atracción eso significará que el sexo será bueno, pero la ciencia ha confirmado que con el tiempo, demasiado alcohol puede realmente poner un freno al deseo sexual.

El alcohol oprime el sistema nervioso central

Al afectar el sistema nervioso, esto provoca que haya una disminución de la excitación y respuesta a la estimulación sexual. La doctora Abigael San, psicóloga clínica y experta en alcohol, dice que esto se debe a que el alcohol reduce la sensibilidad sexual tanto en los hombres como en las mujeres. “En ambos sexos, la respuesta sexual se reduce debido al consumo regular y prolongado”, dice ella. “En los hombres, el alcohol puede causar dificultades para conseguir y mantener una erección debido a la falta de respuesta a la estimulación, mientras que las mujeres pueden experimentar una lubricación reducida (producto de la deshidratación que causa el emborrachase) o más dificultades para tener un orgasmo u orgasmos intensos.

Además, para disfrutar del acto sexual y dar placer a la pareja, debe existir el control de sí mismo, que el alcohol destruye. Lo mismo se aplica para otras sustancias tóxicas como la marihuana o la cocaína, ciertos medicamentos y el tabaco.

Más allá de esto, el alcohol bebido sin moderación y de manera constante, puede provocar que una persona se vuelva más impulsiva con altas probabilidades de usar violencia física, lo cual evidentemente es un componente que fácilmente puede reducir el interés, generar la pérdida de deseo y deteriorar la relación. Muchos toman alcohol sin considerar que pueden tener periscopio genético para convertirse en alcohólicos adictos a corto plazo, y otros dudan que emborracharse pueda destruir su vida transformándose en algo mortal.

Excederse en el alcohol y emborracharse tiene muchas consecuencias negativas y puede ser fatal. Para tomar conciencia de los terribles efectos del exceso de alcohol, basta recordar a personas conocidas que por beber perdieron su trabajo y su familia, y a quienes por manejar borrachas mataron o dejaron paralíticas a otras personas o a sí mismas. ¿Porque la gente se emboarracha? ¿Vale la pena? Recuerda que si  piensas en buenas relaciones, el alcohol en exceso se transforma e uno de tus peores enemigos.

Fuente: Miriam Grossman, M.D (2011). Sentido Común y Sexualidad (Spanish version), Miriam Grossman, MD

Foto: 3am, Glasgow (imagen destacada) / Foto: Flickr de Robyn Ramsay

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *